Dis-Tintas (SiemprePasaAlgoMatías)

 

El lápiz no escribía, llevaba meses tratando de que lo hiciera, pero nada.

 

Invitado por una instancia exitosa en la gestión cultural, Puerto de Ideas, Worm vinculaba su espacio de porfía a quienes les rodeamos de cerca, a mostrar parte de nuestras vidas y prácticas en el oficio. Relataba entonces las estrategias de perseverancia consciente, y sólo a veces consecuente, en un medio siempre hostil, para simplemente prolongar el ejercicio del arte, al menos por 15 minutos más, un video que no debía superar esa duración. Curioso todo, pues la invitación a hablar sobre la resistencia en tiempos de agitación y pandemia, no se correspondía siquiera con un pago, la institución nos interrogaba acerca de nuestras estrategias para sobrellevar los vicios que ella misma estaba con nosotros practicando.

 

Pero bueno, nada nuevo. ¿La posibilidad? Pues toda para la catarsis, para despotricar de forma inapelable. Pero no mostrar, no para mantener una relación sin problemas con el medio vulnerador, sino para simplemente mantenerla inexistente, pareciendo que algo se le da sin entregar efectivamente nada. Muchas palabras caían en ese desvarío, hablaban de cómo determinar la supervivencia desde otro lado, de como abandonar el arte a una especie de riguroso pasatiempo, al ítem de salida, a la extraña estabilidad que asegura sólo aquello que se desvincula absolutamente del lucro.

 

Y en medio de ese rabioso compendio de abandonos e incertezas ligadas a la venta del tiempo a otros oficios más frustrantes y nobles, para el pago de cuentas casi siempre atrasadas; de pronto, el lápiz escribió, cuando en teoría no debía. Entonces nuevamente a improvisar, sortear la circunstancias para sacar la nada adelante. Porque, claro, siempre pasa algo.

("Dis-Tintas (SiemprePasaAlgoMatías)" Obra expuesta en colectiva "En el futuro, todos serán mundialmente famosos por 15 minutos"  en Galería Worm, para Festival Puerto de Ideas, Valparaíso, Chile, 2020)